Midiendo el cine mexicano

A los mexicanos les gusta La dictadura perfecta (4.2 millones), siguen a Cantinflas en las redes sociales y sí, más de la mitad siguen siendo piratas (55%).

Tales datos vienen del Anuario estadístico de cine mexicano 2014 presentado por el IMCINE en el marco del FICG.

“Como todo en nuestro país, todo es desigual en el cine” interpreta José Woldenberg a partir de los datos vertidos en el libro, aunque el moderador José Antonio Fernández aclara que una cosa son los datos y otra, la interpretación.

Más optimista el investigador Eduardo de la Vega augura una segunda época de oro del cine mexicano: 130 películas mexicanas se produjeron en el 2014.

El coordinador de Investigación, Juan Carlos Domínguez resalta como el vocabulario de la nueva industria cinematográfica ha entrado en el libro: las plataformas digitales como Netflix o Mubi son consideradas en el estudio, además de las descargas gratuitas.

La accesibilidad es el reto

En la mesa el director de IMCINE, Jorge Sánchez, aprovechó la ocasión para promover las plataformas digitales por las que se intenta distribuir el contenido cinematográfico nacional.

La primera Cinema México ya está en funcionamiento como programa piloto en las Bibliotecas públicas del estado de Morelia, por regla tienen tres funciones por semana y buscará expandirse a otros 7 estados.

FIlmin Latino es un servicio de streaming dirigido al público general, se lanzará en abril con un catálogo de 800 películas.

La tercera plataforma con nombre aún por definir se lanzará a mediados del año, cuenta con 140 películas iberoamericanas y va dirigida a instituciones educativas y culturales de toda la región.