Carlos Carrera y el papel de la dirección en las películas animadas

Dentro del marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara el director, guionista y animador mexicano Carlos Carrera ofreció una máster class a un grupo aproximado de 40 personas.

Actividad que dio inicio con la presentación del tráiler de su película “Ana y Bruno”, su última película animada y a la espera de estrenarse este 2017.

Durante su charla el director habló sobre el papel de la dirección en las películas animadas, su proceso de producción, los retos con los que se enfrentan este tipo de largometrajes, la distribución y la importancia de impulsar estos proyectos en México.

“Seguí el camino de la ficción y me gustó, y me quedé ahí aunque había pocas posibilidades de hacer largos de animación en México, y bueno finalmente después de muchos años tuve la suerte de que un productor se entusiasmara por la idea de hacer un cine de animación distinto al que se estaba haciendo en el cine industrial mexicano y apostarle a una locura, pensamos que nos íbamos a tardar años en hacerla y así fue, comenzamos a hacerla en el 2009 y terminamos en el 2016; hubo dos años en los que estuvimos parados por falta de recursos, entonces la película solo se llevó como 4 años y medio de trabajo continuo”.

El cineasta también compartió que durante el proceso de pre producción de “Ana y Bruno” hizo una búsqueda de talento dentro de la animación, formando un equipo muy profesional de trabajo con quién de manera exitosa pudo terminar este largometraje; sin embargo, lamentó que debido a las pocas posibilidades de trabajo que existe en el país dentro de la animación, gran parte de su equipo de trabajo actualmente se encuentra laborando en el extranjero.

“La primera etapa que fue la creativa, se realizó en México, con artistas predominantemente mexicanos, y bueno, cuando se acabó el dinero surgió otro esquema de producción y finalmente muchos de los procesos finales de la película se hicieron en la India, porque una empresa productora no confió en los animadores mexicanos, y al final no fue ni más barato, ni de mejor calidad, ni más rápido, la idea era avanzar porque en México nos estábamos tardando mucho, y eso era cierto pero al final también en la India se fue de presupuesto porque era un trabajo muy complicado”.

Durante su charla, el director también habló de los muchos cortometristras que hay en México, y dividió la producción de animación en dos: las animaciones independientes que se hacen con ideas originales y en diferentes técnicas; y las animaciones industriales.

Carrera también confesó que dentro de los principales retos con los que se ha enfrentado al producir cine de animación se encuentra la inversión de tiempo y conseguir el dinero para producirla.
Al hablar sobre la música dentro de sus películas, el cineasta agregó; “La música es una parte importantísima del sonido, es un acompañante emocional muy importante dentro de las películas”.

Este encuentro con jóvenes cineastas terminó con la presentación de algunos de sus proyectos próximos a producir, la presentación de algunos de sus story boards y una sesión de preguntas y respuestas.