Música para alzar todas las voces en defensa de la mujer... avanzadoras

Homenaje a mujeres que avanzan y hacen avanzar.

Cuando uno se entera de proyectos musicales de la calidad de Avanzadoras, entonces surge esa ilusión de volver a creer que la humanidad aún tiene fibras sensibles y emociones de hermandad. Este material discográfico es sólo la punta de un iceberg que lleva años recogiendo testimonios e investigaciones, y obteniendo apoyos y voluntades para alcanzar su fin establecido: lograr que las personas puedan salir de la pobreza por sí mismas y prosperar. El auspiciador de esta producción artística es Oxfam Intermón, una organización no gubernamental que apoya campañas a lo largo y ancho del planeta, para que las voces de las personas en situación de pobreza, puedan influir en las decisiones que les afectan en el ámbito local y global.

Después de un viaje a Colombia, Sole Gimenez (Ex vocalista del grupo Presuntos Implicados) comenzó a desarrollar en su mente, la invitación a mujeres talentosas para interpretar canciones de contenido poderoso: la defensa de los derechos de las mujeres. Imagino que la respuesta afirmativa de las conminadas, fue inmediata y apasionada, ya que los nombres que escuchamos en el material discográfico, nos dan una idea de involucramiento intenso en el proyecto.

El discolibro Avanzadoras (, es una realidad multidisciplinaria que involucra ilustraciones de artistas plásticas femeninas, casos exitosos de mujeres que lograron salir adelante, narradas por periodistas y escritoras connotadas, y por supuesto, el apoyo melódico del que profundizaremos en este artículo. Merece la pena, por tratarse de asuntos tan relevantes y bellos como este, desmenuzar el disco entero.

1.- La carta No hace falta tanto preámbulo, el inicio de este disco es claro y contundente. Violeta Parra es la autora de la canción, y su nombre hace retumbar la música latinoamericana reclamando un reconocimiento de la mujer en el panorama mundial. La voz de lamento flamenco que imprime Lamari de Chambao, encaja perfectamente con espíritu del tema.

2.- A mi niña. Lo que Violeta Parra es a la música, sin duda Gabriela Mistral es a la poesía. Hablamos de la única mujer iberoamericana laureada con el Premio Nobel de Literatura. Su poema Miedo es interpretado por la gran Ana Belén, quién es un personaje entrañable de la música en español, además de ser actriz y directora de cine.

3.- Un ramito de violetas.Es una composición de la cantautora Evangelina Sobredo, mejor conocida como Cecila. La interpretación corre a cargo de Estrella Morente, quién lleva el flamenco en la sangre, hija de un cantaor y de una bailaora. Si usted recuerda la película Volver de Pedro Almodovar, ella es la interprete del tango famoso de Carlos Gardel que da nombre al filme.

4.- A natural woman. Canción que nos regalara la gran potencia vocal de Aretha Franklin y compuesta por Carole King.Interpreta en este disco, la vocalista del grupo español Marlango, Leonor Watling y quién también es actriz de cine, por destacar alguna de sus actuaciones, Hablé con ella de Almodovar. Acompaña vocalmente la cantautora y actriz Maika Makovski, de madre andaluza y padre macedonio, ambas entregan de manera exquisita la canción (You make me feel like) A natural woman.

5.- La mujer que mueve al mundo. Tema compuesto por Sole Gimenez para el disco Gente de Presuntos Implicados en el 2001; es intepretado por Neus Ferri (participante de “La Voz” en España), Sophie Maricq (Directora de Comunicación de la Berklee College of Music en Valencia) y Rosalía León (participante de “La Academia” en México).

6.- Que me parta un rayo. La genial Ruiseñora hace su aparición en este disco con una canción de su autoría. Hablamos de Andrea Echeverri (vocalista del grupo Aterciopelados) que nos ofrece una pieza ad hoc con la iniciativa del disco.

7.- Only a woman’s heart. Balada compuesta por Eleanor McEvoy, cantautora irlandesa quien posee récords de ventas en su país, y es símbolo de mujer de éxito en su natal Dublín. Comparte el crédito en la interpretación con la española Rosa León, quien aparte de ser cantante, dedica sus esfuerzos sociales a la política, fue concejala de Madrid en 2004 y actualmente es Directora del Instituto Cervantes en Dublín.

8.- Con nombres de mujer. La líder del proyecto musical, nos obsequia esta composición inédita y expresamente realizado para este disco. Sole Gimenez nos tiene acostumbrados a su dulce y elegante voz en producciones musicales de calidad probada, sin ser ésta, la excepción.

9.- Diz que é Fado. No podía faltar la actriz, directora de cine y cantante portuguesa Maria de Medeiros, con tres discos y más de 30 películas en su haber, es sin duda, una de las figuras femeninas de mayor impacto en su país. Para completar la canción, una cantante brasileña qué le dio la vuelta al mundo como integrante de la banda de Antônio Carlos Jobim, hablamos de Paula Morelenbaum y su cadenciosa voz.

10.- Desdeñosa. Un vals peruano compuesto por Miguel Paz, sin embargo, es recordada por la interpretación de la cantante mexico-americana Lhasa de Sela, quien falleciera a causa del cáncer de mama a los 38 años. Elsa Rovayo mejor conocida como La Shica, interpreta esta pieza con la nostalgia y sentimiento requeridas, un feeling que mezcla el flamenco con el blues de manera especial.

11.- Saquen mi cuerpo de la guerra. La multifacética directora de orquesta y soprano Pilar Jurado, cierra el telón con un broche tan dorado como el oro, su composición es precisa y con un trasfondo poderoso. El pasado 22 de Agosto de 2014, mediante el decreto 1480, el Presidente de Colombia Juan Manuel Santos Calderón, declara el 25 de mayo como el Día Nacional por la Dignidad de las Mujeres víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado interno, y ordena a todas las instituciones de gobierno a celebrar actos conmemorativos y dar difusión a este tema. Todo esto, en reconocimiento a la labor y lucha de la periodista Jineth Bedoya Lima, quien en el año 2000 fue secuestrada, violada y torturada por grupos paramilitares. Su lucha se convirtió en activismo en favor de las mujeres víctimas de violencia, con el título “Saquen mi cuerpo de la guerra“.

Sin duda es un disco emotivo y trascendente, una joya que mezcla belleza musical con coherencia activista. Un grito desesperado y necesario, acompañado y sustentado en el poderío del arte como herramienta de evolución humana. Imprescindible, portentoso y abrazable, así resulta Avanzadoras.