Inédito y funcional

Inédito y Funcional llega a la ciudad de Guadalajara. Esta exposición se llevó a cabo para celebrar el 50 aniversario del Museo de Arte Moderno (MAM) en la ciudad de México, y ya que dicho museo le debe su maravillosa arquitectura a Pedro Ramírez Vázquez no podía ser otro el que encabezara esta celebración.

Acertada la decisión de llevar de gira esta exposición, el Instituto Cultural Cabañas fue el encargado de albergar la obra del más importante arquitecto mexicano, digamos de la segunda mitad del siglo XX para acá. A él le debemos no solamente el Museo de Arte Moderno, sino también el Estadio Azteca, La remodelación de la Basílica de Guadalupe, el Museo de Antropología de la ciudad de México, el Palacio de San Lázaro, La torre de Tlaltelolco, La Secretaría de Relaciones Exteriores, las instalaciones de los Juegos Olímpicos del 68 y muchas obras más.

Recorrer la exposición de Inédito y Funcional es más que asomarse a la vida y obra de este enorme personaje. No puedo saber qué será para cada uno de ustedes, pero digamos que yo llegué a este mundo, o mejor dicho, a este México en los años 70’s (absténgase de sacar cuentas), yo crecí con su obra como escenario. Si la mancuerna que hizo el arquitecto con el Presidente Adolfo López Mateos (1958-1964) resultó su periodo más fructífero puedo decir llegué y ya estaba, que crecí y seguía apareciendo y que digamos “maduré” y no sólo sigue en pie, (con excepción de lo que se llevó el temblor de 1996) sino que sigue siendo magnífica.

Pedro Ramírez Vázquez es el autor de una era, le puso techo a la historia moderna de México. Si nos asomamos un poquito a unas cuantas décadas atrás lo vamos a ver por todos lados, si a estas alturas su obra no te es familiar, basta con que des los primeros pasos por la exposición para que te encuentres con la escuela en donde estudiabas incluida la banca en la que sentabas. Vas reconocer las señalizaciones, los logotipos de las imágenes corporativas, su particular estilo estaba por todos lados aunque no fueras consiente de él, porque no estoy hablando solamente de sus colosales obras, estoy hablado de planeación y urbanización.

Mientras veía sus modelos a escala no podía dejar de sorprenderme por su visión y su capacidad para transformar esos pequeños modelos en obras de grandes dimensiones sin que perdieran el detalle en cada una de sus partes. No sé a ciencia cierta qué tanto puede abarcar un arquitecto, entiendo que se puedan especializar en una u otra rama, pero abarcarlas todas con esa maestría es algo sorprendente (proyectista, diseño gráfico e industrial, escultura en vidrio, platería, diseños textiles, imagen corporativa, etc.).

“La arquitectura constituye un testimonio de la cultura y de la época en que se origina”

México entró a la era moderna a partir de 1968, se erguía orgulloso de su progreso y su cultura, la economía iba viento en popa y la ciudad de México era muestra de ello. Aparecieron las grandes unidades habitacionales a la par de las magníficas residencias y edificios colosales que además eran un regalo de luz y belleza en sus formas, la naturaleza parecía circular libremente por ellos porque Pedro Ramírez Vázquez le dio entrada por sus puertas y ventanas. Mientras los arquitectos en la antigüedad soñaban con catedrales Ramírez Vázquez soñaba con museos.

Inédito y Funcional estará en Guadalajara del 26 de Marzo al 19 de Julio del 2015, antes de salir con destino a la ciudad de Monterrey. La curaduría está a cargo de Iñaki Herranz; no deje pasar la oportunidad de maravillarse con las obras de este mexicano que es reconocido a nivel mundial, cuando llegue a la última parte de la exposición, ahí, en donde están los proyectos no realizados o desaparecidos sentirá una punzada en el corazón…tal vez un poco más que eso.

Fotografías: Juan Carlos Elizalde