Kukuruchos busca arte sin burocracia

En el lugar menos esperado, en la estructura atípica que pocas personas recordaban y mucho menos sabían que era originalmente un invernadero, esta repuntando una nueva plataforma para la sociedad y la cultura en Guadalajara. Kukuruchos es un espacio multidisciplinarlo que busca albergar proyectos sociales y artísticos, es un espacio de reunión para las nuevas mentes y voces que están poco a poco transformando Guadalajara.

Al contrario de la percepción que se tiene del arte contemporáneo, Kukuruchos planea hacer que el público tenga un acercamiento mas amigable a las piezas y a su vez un acercamiento hacia los artistas. ” El espacio tiene la nobleza de ser muy flexible y Kukuruchos tiene como objetivo eliminar los procesos burocráticos a los que todos nos hemos enfrentado para proponer cosas” comentó Luis Ochoa, Director de contenidos de lugar. Con esta apuesta se invita a los artistas tapatíos a un espacio diferente, donde el arte, la cultura y la sociedad convergen de manera plena. Su agenda desde sus inicios ha sido de una gran variedad, trayendo un acercamiento entre el publico gracias a su accesibilidad y a su vez creando una interesante oferta de actividades que complementan al proyecto de manera positiva; desde una platica con Kumamoto, hasta un taller de fanzines, videoinstalaciones, fotografía y hasta teatro, son algunas de las cosas que puede albergar Kukurchos.

“Estamos abiertos a recibir propuestas, el único requisito es que sean viables y sustentables” agregó Ochoa quien encabeza el consejo de exposiciones. Los artistas pueden presentar sus proyectos mediante PDF al consejo para que este pueda aportar el espacio. De igual forma Kukuruchos pone a disposición el espacio para eventos privados o programas sociales y culturales que vayan acorde de la “filosofía kukurucha”. Kukurchos se abre como un espacio apto para albergar todo tipo de proyectos con el objetivo de crear una cultura de consumo para el arte y la liberación de esté.
Este viernes se presentara en colaboración con el Museo de Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) de la UNAM, “Cuatro líneas de texto” del arquitecto español Luis Urculo y “My last life” de Vincent Meessen serán las dos piezas estarán durante el mes de abril y en horario nocturno para brindar al espectador la mejor experiencia.

Fotografía: Ana G. González