Caligrafía urbana describe los nombres de lenguas indígenas en riesgo

Said Dokins explora las memorias dormidas a través de la caligrafía ‘Brisbane Street Art Festival’ (BSAF), Queensland, Australia

El Festival Internacional Brisbane Street Art Festival- (BSAF) ha desempeñado un papel fundamental en la contribución al sector cultural en Australia, al albergar a cientos de artistas y colectivos de diversas partes del mundo y de todas las disciplinas artísticas, consolidándose como uno de los festivales más importantes a nivel internacional.

Este año, el BSAF se llevó a cabo del 31 de marzo al 15 de abril y transformó los muros de la ciudad en verdaderas intervenciones artísticas que están redefiniendo la manera en que la comunidad interactúa con el arte público. El programa de BSAF 2018 contó con 50 artistas internacionales que crearon más de 50 murales de gran formato en South Brisbane, Spring Hill, Fortitude Valley, Paddington, Annerley y Brisbane's CBD. Destacó la participación de los principales artistas urbanos australianos como Sofles, Gus Eagleton, Fuzeillear o Emmanuel Moore, así como los artistas Kenji Chai y Cloakwork de Malasia, Tuyuloveme de Indonesia, Bao Ho de Hong Kong, Rosie Wood de Inglaterra, Gris One de Colombia y Said Dokins de México.

El equipo de Brisbane Street Art Festival ha trabajado estrechamente con Alethea Beetson, directora de Digi Youth Arts, organización dedicada a la protección las culturas aborígenes para asegurar que el programa apoye y nutra a los artistas indígenas y que algunos murales reflejen historias de su gente. En colaboración con esta organización el artista mexicano Said Dokins desarrolló una serie de intervenciones monumentales tituladas ‘Sleeping Lenguajes In Queensland’ (Las lenguas dormidas en Queensland), para llamar la atención sobre la pérdida de las culturas aborígenes e indígenas en Australia. La primera intervención la realizó en la ‘QUT. Queensland University of Technology’, titulada ‘Stories of a Word’ (Historias de una palabra), en donde capturó palabras y frases utilizadas por las comunidades diversas de Queensland, por medio de entrevistas que después fue llevando al gran muro de más de 200 m2.

El segundo mural lo realizó en el barrio de Bowen Hills, donde utilizó su estilo de caligrafía urbana para escribir los nombres de las lenguas indígenas en riesgo de desaparecer en la zona de Queensland. Esto con la ayuda de organizaciones aborígenes, indígenas y especialistas en la materia.

Estos murales son un reconocimiento a los propietarios tradicionales de las tierras de esta ciudad y de todo Queensland. Un tributo a los aborígenes e isleños del Estrecho de Torres que han sido desplazados de sus comunidades, sus tierras y quienes se les ha prohibido hablar su propia lengua, realizar sus ceremonias y practicar su cultura.

A través de una composición inspirada en la expresión cultural indígena en Australia, hice estas piezas caligráficas que hacen referencia a aproximadamente 125 lenguas indígenas de Queensland, la mayoría de ellas consideradas en alto riesgo de desaparecer. En uno de los muros también incluí el nombre y las historias que me compartieron las personas que conocí en Brisbane, creando una historia colectiva, donde las palabras que describen la naturaleza y la diversidad cultural se entrelazan con referencias coloniales o de la globalización. Esta historia representa la inscripción fantasmal aborigen que circula entre el pasado y el presente. Comentó Said Dokins